lunes, 19 de noviembre de 2018



A tiempo
No hay más nada ni música
abriendo ventanas.
El olor nauseabundo anuncia la presencia.
Todos sabemos cerrar las puertas a tiempo.
A veces, por una rendija, entra el río
con el sol flotando.
El viento, mudo,
invita al cielo a sorprendernos.
Llueve. Y no hay más.
Solo música.
Cecilia Silveira nació en Montevideo (Uruguay), en 1964.Vive desde el año 2000 en Córdoba (España), donde participa en talleres de creación literaria. Ha publicado poemas en las antologías de “Anónimos”, en Cosmopoética. Pertenece a la Asociación Cultural “Mucho Cuento” de Córdoba.Sigue escribiendo poemas.El día 26 de noviembre tendremos el placer de escucharla  en la Biblioteca de nuestro centro como escritorainvitada a BLASLECTURAS.

lunes, 12 de noviembre de 2018

La construcción de un sueño

Siempre hay tiempo para un sueño.
Siempre es tiempo de dejarse llevar
por una pasión que nos arrastre hacia el deseo.
Siempre es posible encontrar la fuerza
necesaria para alzar el vuelo y dirigirse hacia
lo alto.
Y es allí, y solo allí, en la altura, donde
podemos desplegar nuestras alas en toda su
extensión.                                                         

                                                                                                                            Dulce Chacón
Solo allí, en lo más alto de nosotros mismos,
en lo más profundo de nuestras inquietudes,
podremos separar los brazos, y volar.

Dulce Chacón nació en Zafra, Badajoz, el 3 de junio de 1954, hermana gemela de la también escritora Inma Chacón (Tiempo de arena). Magnifica narradora y poeta extremeña, ha publicado grandes novelas como La voz dormida donde manifiesta sus compromiso social y político, esta novela ha sido llevada al cine con gran éxito. Murió en  Madrid, el 3 de diciembre de 2003.
Su marido la definió como "una luchadora de izquierdas agnóstica y peleona, su mejor arma era la palabra y la escritura".

lunes, 5 de noviembre de 2018

EDUARDO GARCÍA


Las puertas


Al fondo de mí mismo hay cuatro puertas.
Desciendo por el pozo hacia los hondos
canales que me surcan. Pecho adentro
cruzo la oscuridad a ciegas. Voy
palpando las paredes. Ahora el aire
es más puro. Vislumbro el resplandor:

la puerta del jardín de los deseos,
la puerta del instante prodigioso,
la puerta de la infancia recobrada.

Huele a ausencia de pronto un viento frío.
Siento a mi espalda un hueco impenetrable:
por las hondas rendijas de tinieblas
mana un silencio atroz. Detengo el paso.

Mientras florezcan firmes mis deseos
y me aguarde el instante y el prodigio
y la luz en los patios de la infancia,
no cruzaré el umbral, la cuarta puerta,
no pisaré esa nada imponderable.


Este poema forma parte del libro Horizonte o frontera de nuestro inolvidable compañero Eduardo García con el que tuvimos la suerte de compartir unos años de profesión y amistad. Siempre te tendremos en el corazón y en nuestra Biblioteca, que lleva tu nombre.





lunes, 29 de octubre de 2018

YOLANDA ORTIZ PADILLA 

Nuestros cuerpos encajan
como puzzle perfecto.

Se  desvanece la carga en mis ojos
con el dulce balanceo de tu pecho
suave,
caliente,
exuberante,
tu respiración me lleva al sueño y floto
sobre el dolor de los días
enredada en tu aliento, entre tu pelo
adormecida.

Reajusto mis brazos, mis piernas, mi cintura
para plegarme en tu hueco:
completo ensamblaje.

Siento que este amor infinito es
el acantilado cabal
con mi miedo
y mi angustia
al borde.



En este poema la poeta enfrenta el amor como un sentimiento siempre amenazado por el miedo.


Poeta de Jaén, licenciada en Filología hispánica y que imparte talleres de escritura. Se dedica a la docencia y a la investigación. Sus dos libros de poesía publicados son El cordón umbilical  (ganador del XVIII Premio para Escritores Noveles de la Diputación de Jaén) y Manotazos al aire. Colabora en reconocidas revistas literarias.

lunes, 22 de octubre de 2018






(Poema seleccionado por Alejandra Serrano Yubero de 2º Bachillerato B)



 LA POLICÍA CELESTE



Hay un patrón furtivo en la mecánica que promete
presencias.
Las leyes más antiguas lo confirman:
Buscadlo porque existe.
Dios no habría permitido que fuera de otra forma.

Pero hablamos de un tiempo más antiguo que Dios.
Hablamos de la ley de los objetos
que se atraen, que chocan,
que se juntan y dejan, casi siempre, a otro cuerpo de lado.

Cada abrazo refuerza el teorema
y hace más triste el día;
cada beso confirma que hay un beso por dar, por recibir,
que flota solo entre el frío sin fin de las constelaciones.

¿Qué eres? ¿Dónde estás? ¿Cómo entender
si te hemos encontrado sin saberlo?

Y sí,
toda persecución conlleva un daño,
cada intento condena a los intentos y cada nueva fórmula
erosiona y amarga la esperanza.

Pero debo buscarte. Tenemos que buscarte.
Porque las matemáticas sugieren,
porque la poesía certifica
y sobre todo porque la noche es densa y negra

y las alternativas dan demasiado miedo.




Ben Clark (Ibiza21 de junio de 1984) es un escritor y traductor español de origen británico, residente en España.
Ha recibido diversos premios literarios entre los que destacan el Premio Hiperión 2006 ex aequo con David Leo García, el VII Premio Nacional de Poesía Joven Félix Grande, el IV Premio de Poesía Joven RNE por un libro escrito con el poeta salmantino Andrés Catalán, el Premio Ojo Crítico de Poesía de RNE 2014 y el XXX Premio internacional de Poesía Fundación Loewe 2017 por su libro La policía celeste. Ha sido becario de creación literaria en la Fundación Antonio Gala (2004-2005); en The Hawthornden Castle International Retreat for Writers, (Escocia); en The Château de Lavigny International Writers’ Residence (Suiza) y en la Fundación Valparaíso. Ha traducido a los poetas Anne SextonStephen Dunn y Edward Thomas, y al narrador estadounidense George Saunders. Su obra aparece en diversos recuentos y antologías de la poesía reciente.


lunes, 15 de octubre de 2018

ALEJANDRO  PALOMAS

(BARCELONA, 1967) Es licenciado en Filología inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco.Ha compaginado creación literaria y traducción.  Obtuvo el Premio Nadal 2018 con Un amor.
Como poeta sus últimos libros son Aunque no haya nadie (2014)  y Quiero (2018).


Verdad/ 2-A

No recorre siempre
quien transita
y hay quien dice
sin contar,
tímido en la invocación,
confundiendo intimidad
y discreción.

Hay quien vive ocultándose
de lo que no vive,
esbozando posibles vidas
de estación en estación.
Pasajero.
Paseante.
Joven, maduro y anciano.
Vitalmente tímido.
Habitando los huecos
que el ruido desecha.
Entre líneas.


viernes, 5 de octubre de 2018

NANNI BALESTRINI


Biografía

Nanni Balestrini (Milán, 1935) hizo parte de los Novissimi y del Gruppo 63. Es autor del ciclo de poemas de la Señorita Richmond y de la trilogía La Gran Revuelta (Lo queremos todo, Los invisibles y El editor) sobre las luchas de los movimientos de los años 70, así como de la novela múltiple-electrónicaTristano. Recientemente ha publicado Lo intentamosPalabras e imágenes del 77 (fotografía de Tano D’Amico, Ed. Bompiani) y su obra poética reunida en tres volúmenes (Ed. DeriveApprodi).


Fragmento de "Pequeño elogio al público de la poesía"

[...] 

el público de la poesía ama a ella
a quien
bien a ella la poesía
y cómo podría el público de la poesía no amarla

por qué ama la poesía os preguntaréis
quizá porque la poesía hace bien
cambia el mundo
divierte

hace bien al alma
pone en forma
ilumina y relaja
abre horizontes
[...]
vaya entonces este elogio al público de la poesía
elogio a su justo y noble gran amor por la poesía
en cuyo reflejo nosotros pálidos y humildes pasajeros
vivimos gratos y bendiciendo

él calla y se levanta
un folio cae de la mesa 
él se inclina a los aplausos
ella recoge el folio y lo lee

ALTO SECRETO
NO REVELAR
ABSOLUTAMENTE NUNCA
AL PÚBLICO DE LA POESÍA

el público de la poesía ama la poesía
porque quiere ser amado quiere ser amado
porque se ama profundamente y quiere ser tranquilizado
en su profundo amor por sí mismo

por suerte para él el público de la poesía
cree solo escuchar la poesía
porque si la escuchara verdaderamente entendería
la desesperada imposibilidad e inutilidad de su amor

y se daría guantazos de la mañana a la noche
quemaría todos los libros en las plazas
se tiraría a un canal
o acabaría sus tristes días en un convento

CONCLUSIÓN
LA POESÍA HACE MAL
PERO PARA SUERTE NUESTRA
NADIE NOS CREERÁ NUNCA




Este es un fragmento de un poema mucho más extenso que el poeta dirige al público interesado en la poesía. La ausencia de signos de puntuación es característica del autor.

lunes, 1 de octubre de 2018


VIVIAN LAMARQUE

Biografía

VIVIAN LAMARQUE nació en Tesero (Trento),  aunque siempre ha vivido en Milán, ciudad en la que ha enseñado italiano para extranjeros y literatura. Entre sus títulos destacanTeresino (1981), Il signore d’oro (1986, edición inglesa The golden man, 2017) o Poesie dando del lei (1989), posteriormente reunidos en la editorial Mondadori bajo el título Poesie 1972-2002. Ha recibido numerosos premios, entre los que destacan el Premio Viareggio Opera Prima (1981), el Premio Montale (1993), el Pen Club, el Premio Elsa Morante (2005), el Premio Cardarelli Tarquinia, el Premio Alda Merini (2013), el Premio Carducci, el Premio Bagutta o el más reciente Premio Cetona en 2018. Es también autora reconocida de cuentos y fábulas, traducidos a distintas lenguas, por lo que obtuvo el Premio Rodari en 1997, el Premio Andersen en 2000 y el Storia di natale en 2015.

POESIA D’AMORE PER UN ALBERO MERAVIGLIOSO

Caro albero meraviglioso
che dal treno qualcuno (un imbecille )
ti ha tirato
un sacchetto
di plastica viola
che te lo tieni lì
stupito
sulla mano del ramo
come per dire
cos’è questo fiore strano
speriamo che il vento
se lo porti lontano
civediamo
al prossimo viaggio
ricorderò il numero
del filare, il tuo
indirizzo, ho contato
i chilome tri dopo lo scalo -merci
arrivederci.
POEMA DE AMOR A UN ÁRBOL MARAVILLOSO
Querido árbol maravilloso
desde el tren alguien (un imbécil)
te ha lanzado
una bolsa
de plástico violeta
y tú la tienes allí
asombrado
en la mano de la rama
casi diciendo
qué es esta flor rara
esperemos que el viento
se la lleve lejos
nos veremos
en el próximo viaje
recordaré el número
de la hilera, tus
señas, he contado
los kilómetros tras la estación de mercancías
hasta luego. 





miércoles, 26 de septiembre de 2018

Elizabeth Bishop

Los especialistas coinciden en situar a Elizabeth Bishop (Massachusetts, 1911-Boston, 1979) entre los principales poetas norteamericanos del siglo XX. Autora de relatos y artículos, Bishop viajó por muchos países europeos, recorrió el norte de África, vivió durante casi dos décadas en Brasil. Amiga de Ezra Pound y Octavio Paz, fue profesora universitaria. Obtuvo premios importantes (el Pulitzer, el Nacional de Poesía, el Internacional Neustadt de Literatura).





Cerca, cerca toda la noche
están los amantes.
Se vuelven juntos
en su sueño.

Cerca como dos páginas
en un libro
que se leen el uno al otro
en la oscuridad.

Cada uno sabe todo
lo que el otro sabe
aprendido de memoria
de la cabeza a los pies.


*

La poeta dedica este sencillo y hermoso poema a la intimidad de dos amantes que duermen.

lunes, 17 de septiembre de 2018


PAPEL


Un estado anterior a la página en blanco
son las fibras del hilo
que antes vistieron, desnudaron cuerpos,
y luego, laceradas, el agua puso a flote.
Sobre la blanca superficie contiendo mi batalla,
mi agresión a los signos de los que alzo un recado
que en el papel silencia su confidencia apenas; el papel,
mi enemigo y mi cómplice, mi socio deseado, mi delator
herido sin piedad a lo largo del alma.

 *

 En el poema, la escritora nos presenta el papel en blanco como un tema de la metaescritura. El proceso de escritura adopta varias metáforas, entre ellas la de una contienda consigo misma.

María Victoria Atencia
  Málaga, 1931. Sus primeras publicaciones aparecen en un medio apasionado por las ediciones restringidas, cuidadísimas, no venales, e incluso impresas en papel hecho en su propia casa. Ello, unido a los quince años de silencio que median entre Arte y parte (1961) y Marta & María (1976), hace que su nombre suela omitirse en las nóminas -configuradas por entonces- de la generación que cronológicamente le corresponde (la "2ª de posguerra" o generación del 50) y que reaparezca en los índices de la generación poética siguiente (la de los "novísimos") a la que realmente pertenecen sus nuevos y ya asentados modos de expresión.

lunes, 25 de junio de 2018

 (Poema seleccionado por Marta Aguza, lo ha leído recientemente y le gustó mucho)


Resultado de imagen de luis cernuda imagenes             LUIS CERNUDA




Si el hombre pudiera decir lo que ama, 
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo 
como una nube en la luz; 
si como muros que se derrumban, 
para saludar la verdad erguida en medio, 
pudiera derrumbar su cuerpo, 
dejando sólo la verdad de su amor, 
la verdad de sí mismo, 
que no se llama gloria, fortuna o ambición, 
sino amor o deseo, 
yo sería aquel que imaginaba; 
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos 
proclama ante los hombres la verdad ignorada, 
la verdad de su amor verdadero. 

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien 
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío; 
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina 
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera, 
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu 
como leños perdidos que el mar anega o levanta 
libremente, con la libertad del amor, 
la única libertad que me exalta, 
la única libertad por que muero. 

Tú justificas mi existencia: 
si no te conozco, no he vivido; 
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.
LUIS CERNUDA                                         Este poema pertenece al poemario Donde habita el olvido y trata sobre el amor y el deseo, justamente dos palabras que dan título a la obra poética completa del autor.  El poeta siente la imposiblidad de proclamar su amor a pesar de que sería lo único que lo haría sentirse libre. Perteneció al Grupo poético del 27 y murió en el exilio, en México.

jueves, 21 de junio de 2018

(POEMA SELECCIONADO POR  PEDRO SANTOS)


CONTRA JAIME GIL DE BIEDMA
Resultado de imagen de contra jaime gil de biedma comentarioDe qué sirve, quisiera yo saber, cambiar de piso,
dejar atrás un sótano más negro
que mi reputación -y ya es decir-,
poner visillos blancos
y tomar criada,
renunciar a la vida de bohemio,
si vienes luego tú, pelmazo,
embarazoso huésped, memo vestido con mis trajes,
zángano de colmena, inútil, cacaseno,
con tus manos lavadas,
a comer en mi plato y a ensuciar la casa?
Te acompañan las barras de los bares
últimos de la noche, los chulos, las floristas,
las calles muertas de la madrugada
- y los ascensores de luz amarilla
cuando llegas, borracho,
y te paras a verte en el espejo
la cara destruida,
con ojos todavía violentos
que no quieres cerrar. Y si te increpo,
te ríes, me recuerdas el pasado
y dices que envejezco.
Podría recordarte que ya no tienes gracia.
Que tu estilo casual y que tu desenfado
resultan truculentos
cuando se tienen más de treinta años,
y que tu encantadora
sonrisa de muchacho soñoliento
-seguro de gustar- es un resto penoso,
un intento patético.
Mientras que tú me miras con tus ojos
de verdadero huérfano, y me lloras
y me prometes ya no hacerlo.
Si no fueses tan puta!
Y si yo supiese, hace ya tiempo,
que tú eres fuerte cuando yo soy débil
y que eres débil cuando me enfurezco…
De tus regresos guardo una impresión confusa
de pánico, de pena y descontento,
y la desesperanza
y la impaciencia y el resentimiento
de volver a sufrir, otra vez más,
la humillación imperdonable
de la excesiva intimidad.
A duras penas te llevaré a la cama,
como quien va al infierno
para dormir contigo.
Muriendo a cada paso de impotencia,
tropezando con muebles
a tientas, cruzaremos el piso
torpemente abrazados, vacilando
de alcohol y de sollozos reprimidos.
¡Oh innoble servidumbre de amar seres humanos,
y la más innoble
que es amarse a sí mismo!
LOCALIZACIÓN
Jaime Gil de Biedma, escritor de la Generación de los 50, se considera autor fundamental dentro de su generación y ocupa un lugar destacado en el panorama de la literatura española del siglo XX. En este poema arremete contra sí mismo,el tema es  la imposiblidad de escapar del yo que siempre te acompaña implacable.

martes, 12 de junio de 2018




Salvador Blanco Luque, poeta joven cordobés, presentó este poemario en la Feria del Libro de Córdoba 2018 y en la Biblioteca Eduardo García del IES Blas Infante en el mes de mayo, en el marco de la actividad Blaslecturas.
 La experiencia de tener a un joven poeta entre el alumnado participante fue muy apreciada, con el que tuvieron la oportunidad de  dialogar sobre los temas tratados en el libro, la influencia de sus vivencias en su obra y las fuentes en las que se ha inspirado.


PIEDRA DE LOS ESPEJOS

He sido pintor de hormigas y limones,
comerciante de crema de manos.
He amasado pan por las tardes
y redactado seguros de decesos.
He vareado las universidades
pero el fruto se perdía entre los terrones secos.
He tatuado mis pupilas en las manos de los jornaleros,
en el miedo de los adictos, en los adjetivos escritos
en cortijos abandonados.
Hemos sido camareros y taxistas,
alicatadores de horas sin ventanas,
buceadores inexpertos de la esperanza.

A pesar de los colmillos y la desertización,
a pesar de los votos y discursos,
a pesar de las manos ciegas,
que buscan moldearte.
A pesar de todo y de todos,
soy lo que intuyo que deseo ser:
un parpadeo de tinta detenido;
el puente entre una palabra y otra.
Solo falta
encontrar
la textura y las palabras.

Salvador Blanco Luque. La ideología de los puentes