lunes, 10 de diciembre de 2018

El unicornio existe, amor


El unicornio existe, amor

El unicornio existe, amor
es la risa de los niños
el milagro de un beso
la caricia que quema
las alas tibias de un sueño.

El unicornio existe amor
es la poesía de todos
el canto de las aves
el rumor de la tierra
el perfume de las flores.

El unicornio existe amor
es el eco de tu nombre
la agonía de tu ausencia
el manto tibio de tus manos
la rosa sagrada de tu sexo.

El unicornio existe amor
es la luz de tu mirada
las estrellas de tu noche
el suave mar de tus cabellos
el territorio prohibido de tu cuerpo.

El unicornio existe amor
y resurge brioso
salvaje
victorioso
cuando mi boca pronuncia tu nombre.


Carlos Enrique Ungo

miércoles, 5 de diciembre de 2018

The First Kiss of Love

Away with your fictions of flimsy romance,
Those tissues of falsehood which Folly has wove;
Give me the mild beam of the soul-breathing glance,
Or the rapture which dwells on the first kiss of love.

Ye rhymers, whose bosoms with fantasy glow,
Whose pastoral passions are made for the grove;
From what blest inspiration your sonnets would flow,
Could you ever have tasted the first kiss of love.

If Apollo should e’er his assistance refuse,
Or the Nine be dispos’d from your service to rove,
Invoke them no more, bid adieu to the Muse,
And try the effect, of the first kiss of love.

I hate you, ye cold compositions of art,
Though prudes may condemn me, and bigots reprove;
I court the effusions that spring from the heart,
Which throbs, with delight, to the first kiss of love.

Your shepherds, your flocks, those fantastical themes,
Perhaps may amuse, yet they never can move:
Arcadia displays but a region of dreams;
What are visions like these, to the first kiss of love?

Oh! cease to affirm that man, since his birth,
From Adam, till now, has with wretchedness strove;
Some portion of Paradise still is on earth,
And Eden revives, in the first kiss of love.

When age chills the blood, when our pleasures are past—
For years fleet away with the wings of the dove—
The dearest remembrance will still be the last,
Our sweetest memorial, the first kiss of love.


Lord Byron (1788-1824)
 
 
(TRADUCCIÓN)
 
Ausente con tus ficciones de endebles romances,
Aquellos harapos de falsedad tejidos por la locura;
Dadme el espíritu fugaz con su débil resplandor,
O el arrebato que habita en el primer beso de amor.

Si, poetas, vuestros pechos con fantasías brillarán,
Aquella pasión en la arboleda danzará con ardor;
Y de la bendita inspiración vuestros sonetos fluirán,
¿Pero podrán alguna vez saborear el primer beso de amor?

Si Apolo debe rehusar su asistencia,
O las Nueve dispuestas están a tu servicio;
No las invoquéis, decidle adiós a las Musas,
Y prueba el efecto del primer beso de amor.

Los odio, y odio vuestras frías composiciones,
Aunque el prudente me condene,
Y el intolerante lo repruebe;
Yo abrazo las delicias que brotan del corazón,
Cuyos latidos y alegría son el primer beso de amor.

Vuestros pastores y sus rebaños, aquellos temas fantásticos,
Tal vez puedan divertir pero nunca conmoverán.
Arcadia se despliega como un sueño de bello color,
¿Pero cómo podría compararse con el primer beso de amor?

¡Oh, cesad de afirmar que el hombre, desde que surgió
Del linaje de Adán, ha luchado contra la miseria!
Algunas parcelas del Cielo vibran en la Tierra,
Y el Edén resurge con el primer beso de amor.

Cuando los años hielen la sangre, cuando nuestros placeres pasen,
(Flotando durante años en las alas de una paloma)
El recuerdo más amado será siempre el último,
Nuestro monumento más dulce, el primer beso de amor.
 
 
 

lunes, 26 de noviembre de 2018



ALBA MOON
(Contaremos con su presencia en BLASLECTURAS el próximo día 3 de diciembre en la Biblioteca)



Virgo Bellatrix

Nací mujer y me desahogo.
Me duelo en las noches
cuando la tormenta golpea la señal de vida
que no duerme en mí.
Nací mujer y decido sobre mis entrañas
porque soy de lava
y no quiero reducirme a cenizas.
Nací mujer y opino.
Soy una fuente de palabras
llenas de certeza
que buscan formar parte de la historia.
Nací mujer y odio los cuchillos
la fregona
las ollas exprés
y los días de limpieza.
Nací mujer y me desordeno
para escapar de los prejuicios
de los tacones
de la piel tersa
y del rechazo a las marcas del tiempo.
Nací mujer y quiero orgasmos.
Deseo dar amor
sin arrepentirme de quién me haya hecho
temblar.
Nací mujer y tengo senos
que no he de ocultar.
Nací mujer y trabajo
porque soy capaz de valerme
entre miradas de testosterona
que mezclan
despostismo y obscenidad.
Nací mujer y soy madre,
pero tengo derecho
a una vida más allá de biberones.
Nací mujer y me caso
si quiero hacerlo
y vivo en soledad
si me apetece.
Nací mujer y odio los halagos
de hombres deshonestos.
Nací mujer y denuncio
el silencio tras un velo
la violación de un cuerpo
el grito ahogado de mis ancestros
y la desigualdad.
Porque nací mujer y sangro
pero nunca
dejo de luchar.


Alba Moon (Córdoba, 1993).Graduada en Filología Hispánica por la Universidad. 
 Sus poemas están publicados en diversas revistas nacionales. Forma parte de la antología de poesía emergente cordobesa La punta del Iceberg(Ediciones en Huida, 2016), Antología de Poesía Erótica (Diversidad Literaria, 2016), 12 poemas, 12 miradas (Dinamo Poética, 2016) y las antologías de Anónimos 2.1, 2.2 y 2.3 de Cosmopoética. 
Ganadora del II Certamen de Poesía y Microrrelato de Dinamo Poética (2017) y finalista de la V edición de Ucopoética (2017). 
Actualmente es cofundadora y secretaría de la asociación cultural, literaria y feminista DesnudArte Creando. 


lunes, 19 de noviembre de 2018



A tiempo
No hay más nada ni música
abriendo ventanas.
El olor nauseabundo anuncia la presencia.
Todos sabemos cerrar las puertas a tiempo.
A veces, por una rendija, entra el río
con el sol flotando.
El viento, mudo,
invita al cielo a sorprendernos.
Llueve. Y no hay más.
Solo música.
Cecilia Silveira nació en Montevideo (Uruguay), en 1964.Vive desde el año 2000 en Córdoba (España), donde participa en talleres de creación literaria. Ha publicado poemas en las antologías de “Anónimos”, en Cosmopoética. Pertenece a la Asociación Cultural “Mucho Cuento” de Córdoba.Sigue escribiendo poemas.El día 26 de noviembre tendremos el placer de escucharla  en la Biblioteca de nuestro centro como escritorainvitada a BLASLECTURAS.

lunes, 12 de noviembre de 2018

La construcción de un sueño

Siempre hay tiempo para un sueño.
Siempre es tiempo de dejarse llevar
por una pasión que nos arrastre hacia el deseo.
Siempre es posible encontrar la fuerza
necesaria para alzar el vuelo y dirigirse hacia
lo alto.
Y es allí, y solo allí, en la altura, donde
podemos desplegar nuestras alas en toda su
extensión.                                                         

                                                                                                                            Dulce Chacón
Solo allí, en lo más alto de nosotros mismos,
en lo más profundo de nuestras inquietudes,
podremos separar los brazos, y volar.

Dulce Chacón nació en Zafra, Badajoz, el 3 de junio de 1954, hermana gemela de la también escritora Inma Chacón (Tiempo de arena). Magnifica narradora y poeta extremeña, ha publicado grandes novelas como La voz dormida donde manifiesta sus compromiso social y político, esta novela ha sido llevada al cine con gran éxito. Murió en  Madrid, el 3 de diciembre de 2003.
Su marido la definió como "una luchadora de izquierdas agnóstica y peleona, su mejor arma era la palabra y la escritura".

lunes, 5 de noviembre de 2018

EDUARDO GARCÍA


Las puertas


Al fondo de mí mismo hay cuatro puertas.
Desciendo por el pozo hacia los hondos
canales que me surcan. Pecho adentro
cruzo la oscuridad a ciegas. Voy
palpando las paredes. Ahora el aire
es más puro. Vislumbro el resplandor:

la puerta del jardín de los deseos,
la puerta del instante prodigioso,
la puerta de la infancia recobrada.

Huele a ausencia de pronto un viento frío.
Siento a mi espalda un hueco impenetrable:
por las hondas rendijas de tinieblas
mana un silencio atroz. Detengo el paso.

Mientras florezcan firmes mis deseos
y me aguarde el instante y el prodigio
y la luz en los patios de la infancia,
no cruzaré el umbral, la cuarta puerta,
no pisaré esa nada imponderable.


Este poema forma parte del libro Horizonte o frontera de nuestro inolvidable compañero Eduardo García con el que tuvimos la suerte de compartir unos años de profesión y amistad. Siempre te tendremos en el corazón y en nuestra Biblioteca, que lleva tu nombre.





lunes, 29 de octubre de 2018

YOLANDA ORTIZ PADILLA 

Nuestros cuerpos encajan
como puzzle perfecto.

Se  desvanece la carga en mis ojos
con el dulce balanceo de tu pecho
suave,
caliente,
exuberante,
tu respiración me lleva al sueño y floto
sobre el dolor de los días
enredada en tu aliento, entre tu pelo
adormecida.

Reajusto mis brazos, mis piernas, mi cintura
para plegarme en tu hueco:
completo ensamblaje.

Siento que este amor infinito es
el acantilado cabal
con mi miedo
y mi angustia
al borde.



En este poema la poeta enfrenta el amor como un sentimiento siempre amenazado por el miedo.


Poeta de Jaén, licenciada en Filología hispánica y que imparte talleres de escritura. Se dedica a la docencia y a la investigación. Sus dos libros de poesía publicados son El cordón umbilical  (ganador del XVIII Premio para Escritores Noveles de la Diputación de Jaén) y Manotazos al aire. Colabora en reconocidas revistas literarias.