lunes, 18 de febrero de 2019


No me conformo, no: me desespero
como si fuera un huracán de lava
en el presidio de una almendra esclava
o en el penal colgante de un jilguero.

Besarte fue besar un avispero
que me clama al tormento y me desclava
y cava un hoyo fúnebre y lo cava
dentro del corazón donde me muero.

No me conformo, no: ya es tanto y tanto
idolatrar la imagen de tu beso
y perseguir el curso de tu aroma.

Un enterrado vivo por el llanto,
una revolución dentro de un hueso,
un rayo soy sujeto a una redoma.

Resultado de imagen de miguel hernandez firma


Poeta y dramaturgo español nacido en Orihuela (Alicante). Manifiesta en sus obras un hondo sentido de la tragedia y una sensibilidad muy propia del siglo XX, empleando para ello las formas líricas españolas tradicionales. La poesía de Miguel Hernández se caracteriza por su intenso lirismo, tanto en su primera colección de poemas, sumamente elaborados, Perito en lunas (1933), como en los sonetos de corte clásico de El rayo que no cesa. Sus poemas tratan principalmente del amor, la muerte, la guerra y la injusticia, temas que conoció y experimentó con intensidad. Comunista desde los 26 años, luchó en el bando republicano durante la Guerra Civil española. Fue condenado a muerte por el bando victorioso, pero, tras las airadas protestas que provocó esta condena, se le conmutó la sentencia por cadena perpetua. Durante su estancia en prisión escribió Cancionero y romancero de ausencias, una serie de poemas dedicados a su esposa, que vivía en condiciones miserables. Murió en prisión a la edad de 31 años.

miércoles, 13 de febrero de 2019

SUSTITUTO 
Una vez, a través de la ventanilla, vi a mi sustituto.
Se parecía a mí. Tenía una mesa, y una silla, y un camino.
Se parecía a lo que hay detrás de las ventanas.
Parecía una playa sustituyendo a otra playa, o algo así.
Tenía un libro, un hermano y una ropa de calle.
Miraba hacia mí como buscando un objetivo y un triunfo.
No parecía satisfecho, pero tampoco parecía lejano.
Tenía un cedé de música y un vaso de leche cerca.
Se parecía a lo que hay detrás de la lluvia.
Se parecía a lo que nos demuestran los días y los años.
Me acomodé para describirlo, pero debió darse cuenta.
Tenía una boca y una cara antes de marcharse,
y se parecía a mí. A mí sin cosas, sin ninguna de ellas.

Julián Cañizares
Del libro Sustituir estar

Es un poeta de Albacete afincado en Córdoba. Ha publicado libros de poemas y relatos. Actualmente es el editor de la revista literaria Ayvelar. El último poemario publicado tienen como título Navajazo. 

lunes, 4 de febrero de 2019

"Libre te quiero", Agustín García Calvo

"Libre te quiero", Agustín García Calvo

Libre te quiero,
como arroyo que brinca
de peña en peña.
Pero no mía.
Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.
Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.
Alta te quiero,
como chopo que en el cielo
se despereza.
Pero no mía.
Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.
Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

domingo, 27 de enero de 2019

ANA CASTRO



DESIERTO


Jamás pensé que me ahogaría así.

Yo, que pasé años regando mi cuerpo
con litros y litros de agua
y tendiéndolo al sol,
que crecí rodeada de hilos y volantes
y crías que pían, que recorrí países
y libros con los ojos sin sueño,
que trabajé y trabajé y escribí y bebí
y mantuve una dieta equilibrada,
me veo ahora repleta de sed,
desbordada de sed,
hecha desierto.

Ahora un vacío, flores en el balcón de otros
y mi  anatomía una extensión áspera
de montículos y cicatrices.

El dolor barre con un viento sordo cuanto toca,
           hace planicie.

Tras el dolor todo es desierto.




ANA CASTRO (Pozoblanco, Córdoba,1990) es periodista y trabaja en el ámbito de la Comunicación Corporativa. Ha promovido y participado en distintos proyectos culturales, entre ellos el Festival Cosmopoética. Sus poemas aparecen en diversas antologías. El cuadro del dolor, libro al que pertenece este poema, obtuvo el III Premio de poesía Juana Castro y el Premio Solienses 2018. 





domingo, 20 de enero de 2019

ESTEFANÍA CABELLO




TURISMO DE EXTERIORES

la tierra conoce tambores secos
que retumban como moscas.
Túmbate en la hierba,
observa cómo las mentiras
crecen bajo tus manos


Ven a morir a algún rincón de la ciudad
donde aún florecen niños inocentes
y jazmines clavados por el centro


Un niño tierno como un regazo de pan se abre ante ti
y quieres mostrarle que no hay redención
pero callas
porque quizá en eso consista la vida




ESTEFANÍA CABELLO nació en Córdoba en 1993. Estudió Filología Hispánica y se ha formado en lugares como Nueva York; Ciudad de México; Guadalajara, México; Rabat ,Marruecos; Varsovia, Polonia y China.
Ha sido finalista en el II Premio Internacional de Poesía Jovellanos, 2015.
Está incluida en las antologías Donde veas (La Bella Varsovia 2015) y La punta del Iceberg (Ediciones en Huida, 2015) Tiene publicadas dos plaquettes: Nª 10 y Familia.

Nos acompañó en el IES Blas Infante el lunes 15 de enero de 2019.


lunes, 14 de enero de 2019

JOSÉ HIERRO


ESPEJO



Resultado de imagen de jose hierro  imagen


Ese desconocido, ese recién llegado

que habla solo -no sabe que lo escucho-

y que pregunta, no sé a quién, ¿por qué volviste?

mientras borra con una blanca nube

los trabajos tatuados en su cara,

los zarpazos del tiempo,

y que otra vez pregunta ¿por qué  volviste?

ese, al que veo y al que escucho

desde el lado de acá del espejo,

¿dónde, con quien estará hablando?


Cuaderno  de Nueva York. Hiperión.




La obra de José Hierro ocupa un lugar fundamental en la poesía española del último medio siglo.
Desde 1947, año en que se publica su primer libro, Tierras sin nosotros, y gana el premio Adonais con Alegría, hasta este Cuaderno de Nueva York de 1998, títulos como Con las piedras, con el viento, Quinta del 42, Cuanto sé de mí, Libro de las alucinaciones o Agenda han ido marcando una trayectoria impecable que ha sido reconocida con premios como Nacional de la Crítica, Príncipe de Asturias, el Nacional de las Letras Españolas y el Reina Sofía de poesía. 








                                          

miércoles, 9 de enero de 2019

CRISTINA PERI ROSSI



CRISTINA PERI ROSSI

Las palabras son espectros...


Las palabras son espectros
piedras abracadabras
que saltan los sellos
de la memoria antigua

Y los poetas celebran la fiesta
del lenguaje
bajo el peso de la invocación

Los poetas inflaman las hogueras
que iluminan los rostros eternos
de los viejos ídolos

Cuando los sellos saltan
el hombre descubre
la huella de sus antepasados

El futuro es la sombra del pasado
en los rojos rescoldos de un fuego
venido de lejos,
no se sabe de dónde.

Nació en Montevideo y se exilió durante la dictadura en su país. Vive en España desde 1972. Tiene una prolífica producción artística que incluyes narrativa, poética, ensayos y artículos. 
Ha recibido numerosos premios y su obra ha sido traducida a muchos idiomas. Algunas de sus obras son la novela El amor es una droga dura, el volumen de Poesía reunida o el ensayo El pulso del mundo.