domingo, 29 de mayo de 2011

Emily Dickinson



The Brain -is wider than the Sky-
For -put them side by side-
The one the other will contain
With ease -and you- beside-


The Brain is deeper than the sea-
For -hold them- Blue to Blue-
The one the other will absorb-
As Sponges -Buckets- do-


The Brain is just the weight of God-
For -Helft them- Pound the Pound-
And they will differ -if they do-
As Syllable from Sound-



El cerebro es más grande que el cielo.
Si lo pones uno junto al otro,
El primero contiene al segundo,
Y sin dificultad te incluye a ti también.


El cerebro es más profundo que el mar.
Si los unes, azul con azul,
El primero absorbe al segundo,
Como hacen esponjas y cubos.


El cerebro es más profundo que el mar.
Si los unes, azul con azul,
El primero absorbe al segundo,
Como hacen espojas y cubos.


El cerebro tiene el peso de Dios,
Si los levantas, libra con libra,
Se distinguirán, si se distinguen,
Como la sílaba del sonido.

EMILY DICKINSON (1830-1886)

ELEGIDO POR SANTIAGO NAVAJAS

1 comentario:

BIBLIOTECARIAS dijo...

Santiago nos comenta:

Este es un poema muy conocido y apreciado por psicólogos y neurólogos. Y por filósofos de la mente. Quizás incluso por los poetas y amigos de la poesía. Es interesante que Dickinson se refiera al cerebro en lugar de al espíritu, la mente o el alma. Nueve de cada diez poetas hubiesen optado por alguna de las entidades inmateriales. Pero la señorita Dickinson además de muy sutil es extraordinariamente intempestiva. Bajo una apariencia de fragilidad se esconde una dureza materialista de diamante. O al revés. Una estructura formal de acero envuelve una naturaleza líquida y efervescente (como el magma).


Cerebro frente al cielo, cerebro frente al mar, cerebro frente a Dios. Siempre gana el cerebro, aunque la ambigüedad de Dickinson permite interpretaciones sobre si la victoria es por KO o a los puntos. O, en algún caso (Dios), el combate es finalmente nulo.