viernes, 19 de noviembre de 2010

Aliwia



A qui donc appartient ces bleus, ces ecchymoses,
Ces poignets tordus et ces membres meurtris,
Ce visage ensanglanté, ce regard morose?
A une belle jeune femme battue par son mari.

Elle a presque vingt ans et ne travaille pas,
Ca fait bientôt deux mois qu’elle n’a plus vu la rue
Car son violent mari ne l’accepte pas,
Lui qu’elle admirait tant et qu’elle n’aime plus.

Elle avait tout quitté, sa famille, ses amis.
Oubliées les études ! Elle n’avait plus rien.
A son premier amour, elle a offert sa vie;
A présent, elle suffoque, elle regrette bien.

Elle aimerait partir mais elle a bien trop peur
De souffrir le martyr s’il la retrouvait.
Et puis de quoi vivre ? Tant pis si elle se meure.
Elle finira sa vie à l’ombre de son geôlier.


Aliwia (usuaria de un blog francés de poesía)






















¿A quién pertenecen estos moretones, estas equimosis Esos puños retorcidos y esos miembros maltratados
Ese rostro ensangrentado, esa mirada sombría?
A una bella mujer golpeada por su marido.

Ella tiene casi veinte años y no trabaja,
Hace casi dos meses que no ha visto la calle
Porque su violento marido no lo admite,
Él, al que ella admiraba tanto y ya no ama.

Ella había dejado todo, su familia, sus amigos.
¡Olvidados los estudios! Ya no tenía nada.
Al primer amor ofreció su vida
Ahora se ahoga, lo lamenta mucho.
Le gustaría marcharse, pero tiene demasiado miedo
De sufrir el martirio si él la encontrara.
Y además ¿de qué vivir? ¿Qué más da si se muere?
Acabará su vida a la sombra de su carcelero.

TRADUCIDO Y ELEGIDO POR LA ALUMNA VICTORIA JURADO 4ºD

4 comentarios:

BIBLIOTECARIAS dijo...

COMENTARIO DE VICTORIA:

Primeramente este poema lo encontré en un foro francés donde todo el mundo puede subir su propio poema yo necesitaba uno sobre el maltrato pero ninguno expresaba como se sentía de verdad una mujer, y cuando lo encontré fue el que mas me gustó. Expresa como la mujer estaba enamoradísima de él, y cuando abrió los ojos se encontró lo que esa persona era, un maltratador; ya no podía hacer nada, daba su vida por perdida, y yo pienso que eso es lo que siente una mujer cuando sufre esta desgracia.

BIBLIOTECARIAS dijo...

Muy bien, Victoria. Veo que sigues interesándote por la poesía. Te felicito por tu traducción. También quiero dar mi enhorabuena a Paco Carrasco por su relato. Me acuerdo de vosotros. Espero que sigáis enganchados a la escritura.

Gloria García.

Loles dijo...

Enhorabuena a Victoria por la elección del poema y a Paco por su microrrelato. Me encanta que el alumnado escriba y se implique en las actividades del centro. Loles

BIBLIOTECARIAS dijo...

Buensuceso comenta:

Me ha encantado el poema, pues refleja fielmente una realidad, por desgracia no muy lejana para vosotros. ¡ Ojalá sirva de aviso a muchas jóvenes ¡