domingo, 6 de marzo de 2011

Mario Benedetti

8 de marzo: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER



¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.





Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.


Si Dios fuera mujer la abrazaríamos para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe

ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.



MARIO BENEDETTI

ELEGIDO POR INMA MELGAR

3 comentarios:

Inma Melgar dijo...

Aunque tratamos de hacerlo a menudo, el día 8 Marzo nos invita de nuevo a reflexionar sobre las cualidades de la mujer y este poema, "Si Dios fuese mujer", refleja muy bien uno de nuestros puntos fuertes: nuestra cercanía y capacidad para comunicarnos. Aunque siempre hay excepciones, es indiscutible que la mujer tiene la habilidad innata de expresar sus sentimientos con mayor facilidad, de empatizar con el otro, de transmitir cercanía... No creo, sin embargo, que el mundo sería mucho mejor si Dios fuera mujer. Pero sí pienso, como Benedetti, que "no se instalaría lejana en el reino de los cielos", y eso ya es un logro.

Miguel Cobo dijo...

Bendito Benedetti que nos acerca a una divinidad tan humana para celebrar su fiesta el 8 de Marzo.
Magnífica elección, Inma.
Y sí me lo permitís, me sumo a la conmemoración con mi poema anual para el IES Santa Catalina de Siena:

http://riografia.blogspot.com/2011/03/mujeres-de-nuestro-tiempo.html

BIBLIOTECARIAS dijo...

Como el vínculo no funciona, copio el poema de Miguel Cobos aquí. Gracias, Miguel:

Ni árbol, ni manzana, ni serpiente:

Ave del paraíso, libre siempre.

No la Eva pecadora, ni costilla de Adán:

Mujer entera.

Ni reina, ni princesa, ni muñeca:

Mujer en cuerpo y alma, mujer nueva.

Ni cigarra, ni hormiga de su casa:

Dueña de su presente y su futuro.

No la mujer de ayer con “sus labores”:

Mujer de hoy, amiga y compañera.

Ni madrastra, ni pobre Cenicienta:

Profesora, ingeniera, violinista…

No la Bella Durmiente, siempre a la espera

De su príncipe azul, desencantada:

Bien despierta al amor de carne y hueso.

Mujer de corazón y de esperanza,

Mujer igual,

Mujer codo con codo con el hombre,

Juntos en la ilusión y en las fatigas,

Compartiendo la lucha por la vida.