miércoles, 2 de febrero de 2011

Francisco de Quevedo

Camino de Santidad

Ésta es la información, éste el proceso
del hombre que ha de ser canonizado,
en quien, si es que vió el Mundo algún pecado,
adviritió penitencia con exceso.
Doce años de su suegra estuvo preso,
a mujer y a su sueldo condenado;
vivió bajo poder de su cuñado,
tuvo un hijo no más, tonto y travieso.
Nunca rico se vió con oro o cobre,
vivió siempre contento, aunque desnudo,
no hay incomodidad que no le sobre.
Moró entre un herrador y un tartamudo,
fue mártir, porque fue casado y pobre,
hizo un milagro, y fue:! no ser cornudo!

FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS (1580-1645)

ELEGIDO POR NANI ESCAMILLA MARTOS

2 comentarios:

BIBLIOTECARIAS dijo...

Nani comenta:

He escogido este soneto de Quevedo, porque yo siempre acabo volviendo a los clásicos españoles..... Me encanta el Quevedo satírico por lo poderoso de su lenguaje,su fina ironía y su manejo del idioma sin casi florituras.
En sólo 14 versos,el autor es capaz de hablar de una situación humana que es así desde que el mundo es mundo........ Espero que mis " compis hombres" no se vean -por su bien- muy reflejados en este soneto ......Tan sólo que lo lean, lo disfruten, y se rían!!!!!!

Anónimo dijo...

Unos versos muy apropiados para que el genio Sabina les pusiese música...

Es o no Nani??

Un Saludo

























доставка цветов